Harry Callahan (Miguel Ángel Fernández), fotógrafo, de cine y locutor de radio.

Febrero de 2021.

Harry Callahan un es fotógrafo, critico de cine y locutor de radio. Su trabajo fotográfico se ha centrado en la vida y la cultura cofrade de su pueblo, San Fernando principalmente, entre otra cosa. Fotografía cofrade mirada desde un punto de vista distinto, una perspectiva que marca su trabajo muy especialmente. Su trabajo ha sido exhibido y publicado en San Fernando. Sus fotografías se encuentran, bajo mi punto de vista, dentro de la categoría de especialmente atrayente al espectador, eso lo veremos en la galería que nos mostrará como complemento a esta entrevista.

Conocía de oídas a Harry, y muy poca cosa de su trabajo. Coincidimos como jurados en un concurso social que organiza el Club Fotográfico 76 Juan Riverade Puerto real y, la verdad es que, a la hora de valorar las fotografías, nuestros criterios coincidían en gran medida. Me gustó su forma de abordar la lectura de una imagen y comentarla presencialmente. Más tarde fu invitado a presentar su trabajo en un encuentro del mismo Club, al que fui también invitado como oyente. Su trabajo me impactó. Desde entonces le sigo como fotógrafo y crítico de cine en Radio La Isla, escuchando su podcast.

Aquí no hablaremos de cine, sino de fotografía. Harry tiene mucho que contarnos de ella.

  • Fotógrafo ¿Por qué?

Desde que tengo uso de razón, me recuerdo fascinado por la imagen. Pegado a la pantalla de la tele. Absorto en todo lo que por allí salía. Luego, fascinado por el cine, desde que pisé por primera vez, muy pequeñito, una sala. A partir de hay, es como si necesitara yo también contar las cosas con imágenes, con fotografías.

  • Semana Santa ¿Cuándo y por qué sacaste la idea para ese trabajo?

Soy cofrade. Y he sido muy capillita. Ahora ya, me estoy quitando, jejeje. Así, en mí se da, de un lado el sentimiento y la vivencia; y, por otro lado, lo que me cautiva esa explosión sensorial y plástica que es la Semana Santa. Además, en la Semana Santa encuentro miles de detalles que pasan desapercibidos. E historias llenas de personajes que contar. Esas cosas me interesan mucho. Además, este género, entre comillas, me ha dado muchas satisfacciones: por ejemplo, el libro “Un Encuadre Diferente” y me ha permitido exponer en Madrid o Londres.

  • Eres crítico de cine ¿Influye el cine en tu trabajo fotográfico? ¿De qué manera y cuánto?

Influye muchísimo. Soy un amante patológico del cine. He visto cientos de miles de películas. Y todos eso, crea en el subconsciente, un acervo del que tiras cuando eres tú el que tiene que contar cosas con imágenes. Muchas de mis fotografías tienen que ver con John Ford, Sergio Leone, Scorsese, De Palma, Raimi, y todo el cine clásico en glorioso blanco y negro. El expresionismo alemán de Murnau o Fritz Lang. Las pelis de gánsteres. El cine negro. Todo eso sale solo, sin que te des cuenta, cuando haces una fotografía. 

  • ¿cómo te las arregla, cuál es tu mayor desafío para hacer esos encuadres tan espectaculares?

Que me dejen ponerme donde quiero, jajajaja. Lo de más es fácil. Hay muchas veces que intuyo las fotografía. Sé donde quiero que vaya el tiro de cámara, el ángulo. Y no miro por el visor. Sería imposible, por la posición en la que está la cámara. El resto es intuición. Sentir la mano que lleva la cámara y la cámara en sí, como una extensión de la mirada. Eso y cruzar los dedos para que salga lo que has imaginado que saldría.

  • ¿Puedes describir el proceso de cómo generalmente hiciste las imágenes?

Soy muy fotógrafo callejero, muy documental. Espontáneo. En muchas ocasiones no voy a buscar algo en concreto. Improviso sobre lo que se me presenta. Otras veces, cuando acometo algún proyecto, si que hay algo más de planificación e intención. Pero, también en estos casos, no soy de preparar cosas, medir luces, esperar a momentos o llevar mucho material encima. Odio los trípodes, por ejemplo. Prefiero estar y dejar que fluyan las cosas.

  • Para el trabajo que nos presenta ¿Qué equipamiento usas y por qué?

Normalmente, una Nikon D90 con objetivos fijos. Usualmente un 20mm. También uso angulares radicales, ojos de pez y esas cosas. Me gustan las deformidades que causan. No obstante, ahora estoy metido en un proyecto muy especial retratando, y he vuelto a un 50 mm que tenía, que es fantástico para eso.

  • ¿Editas tu trabajo, dedicas mucho tiempo a ello?

No proceso mucho las imágenes. No tengo ni tiempo ni paciencia. No uso photoshop. Revelo en Lightroom. Trato de no modificar demasiado lo que fotografío.

  • Algunas historias funcionan en blanco y negro, otras en color, ¿Qué determina tu elección?

Mi manera de mirar, habitual, es en blanco y negro. Contra lo que se piensa de que, cuando una foto no sirve, la pasas a blanco y negro, y puede servir, yo no creo eso. En el blanco y negro, hay que buscar el alma de las cosas. Y si no está, no está. No se puede inventar disfrazando de “vintage” el asunto. No obstante, hay cosas que funcionan mejor en color, pero, para mí, pocas.

  • ¿Qué es una buena fotografía para Harry Callahan?

La que has gozado haciendo y ha conseguido acercarse a plasmar lo que querías

  • ¿Qué quieres contar con tus fotografías?

Eso en lo que no se repara. Lo secundario. Lo desapercibido. La belleza de lo cotidiano. El equilibrio de las cosas sencillas. El punto de vista que no se suele usar. El alma de las cosas. Historias de los personajes que aparecen en las fotos. Diálogos entre elementos que las integran. A veces, geometría y sencillez. Y otras barroquismo y apasionamiento. Soy así de heterodoxo y contradictorio.

  • ¿Cómo hay que mirar para hacer una buena fotografía como las tuyas?

Hay que mirar donde no se suele mirar. Por ejemplo, en Semana Santa, la gente mira a los pasos. Yo miro a la gente que mira los pasos.

  • ¿Cómo se consigues esa imagen que expresa, que emociona, etc.…?

Emocionándote tu primero. Un instante antes de disparar. Debe moverte algo dentro que te empuja a disparar.

  • ¿Te identificas con la intención de algún fotógrafo cuando miras el mundo?

Buf. Infinidad. No acabaríamos nunca. Pero mira, últimamente, como te digo, estoy retratando. Y me gusta mucho la manera de fotografiar y el tratamiento que da a las fotos Anton Corbijn.

  • ¿Puedes contarnos sobre los proyectos actuales en los que estás trabajando?

Uno precioso con Niña Pastori, con el que estoy gozando como nunca. Un auténtico privilegio, con unas vivencias únicas.

  •  ¿Cómo ves el panorama fotográfico en la Provincia de Cádiz y su futuro?

Hay muchos fotógrafos geniales y los clubes y asociaciones hacen una labor fantástica. El problema es trascender, por el poco respeto que una buena parte del público, en general, tiene por la fotografía, a día de hoy. Se piensa que como cualquiera con un móvil puede hacer fotos, lo que hacemos, lo puede hacer cualquiera. Y no es verdad. Una foto, la puede hacer cualquiera. Una fotografía que te mueva por dentro, aunque esté hecha con móvil, no. Las fotos no las hacen las cámaras, las hacen los fotógrafos.



https://www.facebook.com/harry.callahan.14


https://500px.com/p/harrycallahan?fbclid=IwAR1ss6pka50kPdSEHcnP58UADp3WpS3gDfiHnh1Icl5ZuMdrEJOR4uswz7M&view=photos


https://www.cinemagnum44.blogspot.com/?fbclid=IwAR1y1x4lGjMUmIhTId7ZWN3Gpck7WKqNdY1dUS50gP3E1rwKKAlwaswvzdw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar